from BTemplates!

.El reflejo sombrío. 




Normalmente, suelo dormir bien, pero la terrible tormenta de afuera hizo que me espantara el sueño. Comienzo a dormir nuevamente, cuando de pronto otro ventarrón hizo tanto ruido que vuelvo a despertar algo asustado. El ciclo dura casi toda la noche. Así que estoy allí cansado pero con los ojos abiertos y mirando hacia afuera, recorro la habitación con la mirada y noto como se extiende ante mi una sombra alargada. 


Mis ojos se mueven buscando el objeto sin nombre que pueda proyectar tal cosa, hasta llegar a mi espejo, y esa cosa mirándome fijamente hacia a mi. De repente hay un destello de un relámpago, la luz parpadea frente al espejo y por un segundo, el espejo revela una silueta extraña, muy parecida a mí, agitando la cabeza fuertemente, con la boca abierta y los ojos hundidos y amoratados. 

A continuación, después de varios segundos de estar mirando esa horrible estampa, cierro los ojos fuertemente y me pregunto ¿Estás seguro de lo que has visto? Sin siquiera resolver dicha pregunta, no duermo por el resto de la noche, solamente estoy ahí, en mi cama cubierto con las sábanas hasta la cabeza, enroscado, con los ojos cerrados apretadamente e inmóvil . 

A la mañana siguiente corrí a quitar el espejo de la pared para luego tirarlo a la basura. No importa si esa extraña visión que había visto era de verdad o era solo un invento de mi imaginación, quería deshacerme de ese espejo. De hecho, después de pensarlo bien quité todos los espejos de mi casa sin excepción. 

Las semanas pasan y trato de seguir como si nada, sigo normal en mi vida pero el caso de aquella noche aún esta presente en mi memoria. Entonces decido ir a pasar el día en casa de un amigo y en el transcurso del día mi cuerpo avisa que tengo que usar el baño. Mientras que estoy en el baño el agua del grifo comienza a correr sin que lo tocase. 

Sorprendido por esto, aún sin actuar, trato de razonar aunque es imposible con esta paranoia atacando mi mente. El agua comienza a tornarse muy caliente hasta evaporar y una nube de humedad cubre el espejo frente al lavamanos. Me quedo mirando atentamente con los ojos fijos en el espejo y mi cuerpo adherido a la pared y veo como lentamente se forman las palabras: 

"Por favor, devuelve los espejos. Echo de menos  verte dormir por la noche."

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada